Mis primeros 100 días - UCDM


Como lo prometí en mi último post, hoy te voy a compartir mi experiencia haciendo Un Curso de Milagros. Hoy, que empiezo a escribir este post, y para ser exacta, voy en la lección 108. Llevo 108 días comprometida a cambiar mi forma de pensar, para darle un a los milagros, dándole un al Amor.


No te voy a mentir, el dedicar 5, 10, 15 ó 20 minutos - de acuerdo al ejercicio del día - durante todas las mañanas no es fácil. Se necesita estructura pero sobre todo mucha disciplina. Me gustaría escribirte que he cumplido al 100 con todos los ejercicios, pero te mentiría. Muchos días no he completado todo lo que se te pide como ejercicio. Sin embargo, y el mismo curso lo dice, con el simple hecho de hacer el curso, suceden los milagros. ¡Claro!, suceden más rápido y fácil si cumples con los ejercicios del día, pero con hacerlo con el corazón abierto y dispuesto a descubrir el amor en ti, los milagros empiezan a suceder.


¿Cómo tomé la decision de hacer este curso? Bueno, desde hace muchos años, tratando de encontrar respuestas, sentido, caminos, empecé a leer y a encontrar maestros. Muchas de ellos hablaban o citaban a Un Curso de Milagros. Una de ellas y quien ha sido una gran Maestra para mí es Louise L. Hay. Y desde ese momento supe de su existencia. Pero no estaba lista; no era el momento. Se dice, que cuando estas lista para hacer este curso, te llega el mensaje y lo sabes. Así pasaron muchos años y un par de libros. Cuando creí estar lista, estaba en Madrid y entré a la hermosa librería "La Casa del Libro" y pregunté por el libro. Lo vi en el estante y no me "llamó", no creí que en verdad ese fuera el libro y me fui. No recuerdo si esto sucedió antes o después de leer "Volver al Amor". Incluso, le comenté a mi terapeuta la idea de hacer el curso y me dijo que no, que era muy difícil y mejor me recomendó el libro de Alan Cohen, "Un Curso de Milagros Fácil". Y le di el poder a mi terapeuta creyéndole que no era mi tiempo y mejor leí el libro de Alan Cohen, el cual te recomiendo si quieres conocer un poco más sobre este curso.

Finalmente, el año pasado y prometo que por casualidad, me enteré que Marianne Williamson estaba promocionando el hacer con ella Un Curso de Milagros iniciando el primero de enero. Participé en la conferencia que dio el 19 de diciembre del 2020 para conocer la oferta y tomar la decision de hacer o no el curso. Seguía un poco insegura, ¿y si no era el momento? Pero entonces, pedí una señal y dije: si mañana veo el libro de "Un Curso de Milagros" quiere decir que es tiempo y que he de hacerlo. En la mañana del 20 de diciembre, abro Instagram y el primer post que veo es el de Marianne Williamson en donde publica justo lo que pedí el libro de "Un Curso de Milagros". Me llegó la respuesta, puedo decir, inmediatamente y no dude más y ese día compré el curso para hacerlo al lado de Marianne y el libro en español por Amazon. La verdad, es que con mi experiencia con Amazon y teniendo en cuenta que las entregas de paquetes durante diciembre se pueden retrasar y más en tiempos de pandemia y lock-downs, donde todo el mundo se conectaba con paquetes, estaba segura que el libro no me llegaría a tiempo para iniciar con el curso el 1 de enero. Pero sorprendentemente me llegó justo a tiempo, casi como mi regalo de Navidad. Y sí, así empezaron los primeros milagros.


gif

Y así fue como todo se alineó para que el primero de enero iniciara con este curso. Al principio me costó un poco el poder entender cómo es que los ejercicios funcionaban. Incluso hay veces, que no me queda claro que es lo que tengo que hacer y pues hago lo que entiendo. Después, conforme avanzan los ejercicios entiendo lo que se tenia que hacer en un principio, pero creo que es parte de este Curso.


Si te pudiera hacer un resumen del curso te diría lo que muchos ya ha dicho y escrito. El curso te muestra que vivimos en un mundo que decidió darle un sí al miedo y olvidar lo que nuestra esencia es el Amor, que somos: Amor. No sé en que momento de la historia ganó el miedo. Pero desde siempre fue el miedo el que nos ha movido y creó todo un sistema de pensamientos basados en él y es el hoy rige al mundo. Voy a intentar explicártelo. Todo inicia por tener miedo a perder algo: riqueza, territorio, poder, respeto, amor, salud, bienestar, posición social, etc. Entonces reaccionas para no perderlo, pero reaccionas desde el miedo, nublado por lo que todavía no pasa y la mente empieza a crear las historias mas terroríficas que ni Alfred Hitschcock pudo imaginar. Te llaman a una junta en el trabajo y lo primero que piensas es, ¿qué hice mal?; te necesitan hacer estudios médicos y lo primero que piensas es que tienes una enfermedad grave; te dicen tenemos que hablar y piensas, ya me van a cortar. Y este miedo se ha transmitido a lo largo del tiempo, de generación en generación. No confiamos en la gente, no creemos en la gente, dudamos antes de abrir el corazón. Nuestro corazón se ha cerrado al amor. Y aquí me gustaría hacer una analogía con nuestro niño interno (tema que he tratado en algunos de mis posts). Durante nuestra infancia cada uno de nosotros creció aprendiendo mecanismos de defensa que nos ayudan a eliminar uno o varios de los mayores miedos que tenemos, el no ser querido, el no sentirnos protegidos, el no sentirnos apreciados. Estos mecanismos de defensa o reacciones no son sino el resultado a nuestros miedos mas profundos tratando de protegernos. Y entonces llega el ego y nos hace actuar o reaccionar de tal o cual manera. Y este reaccionar o actuar definitivamente no es desde el amor.


Un Curso de Milagros nos hace entender esto, nos hace escuchar a nuestro ego y nos muestra el camino para decirle sí al Amor para entonces encontrar la tranquilidad, la paz y la felicidad a la que tenemos derecho por el simple hecho de existir. Porque TODOS somos seres maravillosos, todos somos seres luminosos, todos venimos a ser felices.


Quizás algo que hay que mencionar es que este curso habla con términos cristianos. Durante todo el curso leerás sobre Dios, sobre el Espíritu Santo, sobre ser Hijo de Dios. Como católica, no me parece difícil entender los términos, pero me puedo imaginar que personas con otra religión o sin creencia alguna les cueste trabajo hacer un curso donde la base de todo es Dios. Pero como lo dicen todos los maestros de este curso, Dios es simplemente el término que la autora utilizó al escribir el libro. Tu le puedes llamar Universo, Fuerza Suprema, Yo Superior o como tu corazón quiera llamarlo. Al final actúa igual.


gif

Creo importante también decirte que los milagros que suceden no son los milagros que tú y yo nos imaginamos. No te vas a sacar la lotería - o quizás si -, pero lo que vas a ver es un cambio en ti, que hace que tu mundo cambie y ese es el milagro. El milagro es dejar de tener miedo, dejar de discutir, perdonar, liberarte, el milagro es ver y vivir en el Amor. Es dejar entrar la luz en donde hay oscuridad.


Los primeros ejercicios parecen no tener sentido, pero todo en este curso tiene sentido y un por qué. En los primeros días empecé a entender muchas cosas, sobre todo a dejar ir y no darle ningún significado a nada. Es decir, entendí que cuando le doy un significado a un mensaje, a una palabra a una situación, simplemente le estoy dando el significado que yo creo de acuerdo a mi experiencia, a mis miedos. En cuanto lo entiendes, y sabes que lo que esta pasando en verdad no tiene ningún significado, te prometo es liberador. Y sí, he visto pequeños milagros en mi vida, sobre todo al no engancharme en situaciones (cuando me doy cuenta a tiempo...que no es siempre).


Hubo una temporada en el que hacer el curso me costó mucho trabajo. Estuve a nada de parar. Creo que esto es normal y creo que le pasa a muchos. Lo cierto es que no paré. Decidí cumplir con el compromiso conmigo y con Dios que adquirí. Pesó más mis ganas de ver, de seguir descubriendo y de creer que este curso puede cambiar mi vida.


Aunque durante todo el curso se habla del perdón y como lo he escrito en algunos de mis posts, el perdonar es de las cosas más importantes para dar un paso grande hacia el crecimiento personal y hacia la libertad de dejar ir. Durante las lecciones 60 y 70 se habla mucho sobre este tema y sobre los resentimientos. En estas lecciones me hice consiente de cuántos resentimientos guardo dentro de mí. Temas que pensé olvidados, incluso perdonados, siguen sin estar resueltos. Me di cuenta, que creo que hay muchas personas que me han lastimado, que me han hecho daño y que no he querido perdonar. Es un sentimiento contradictorio el saber la importancia de perdonar y no poder tomar la decision de perdonar. Es triste querer perdonar, pero que sean los recuerdos negativos, tristes, como diría el Curso, los recuerdos de miedo, los que ganen y simplemente no querer perdonar. Quisiera con toda mi alma el poder perdonar a esas personas y sacar de mi estos resentimientos que están tan dentro de mi. Intento ser empática; dar y entender las razones por las cuales se comportaron como lo hicieron, pero al final el recuerdo de lo que sentí, de mi dolor, de mi sufrimiento, de mis perdidas, de no sentirme comprendida, querida, aceptada, importante, pesa todavía mucho más que el amor que tengo y quiero sentir. A veces es fácil cuando estas personas dejan tu vida y a la distancia y con el tiempo es más fácil otorgar el perdón, pero cuando siguen presentes y seguirán presentes en mi vida, es cuando el conflicto deja de estar latente y reacciono lastimando para vengarme. Es un tema que tengo que trabajar y que no había visto (o no quería ver) y que este curso trajo a plano principal. Sé que no puedo vivir una vida llena de Amor si traigo dentro de mi estos resentimientos.


Una de las lecciones más hermosas y más llenas de poder es la lección 70. En esta lección habla sobre la sanación. Me quedó claro - una vez más - que la sanción a todo está dentro de nosotros, porque Dios nos ha dado ese poder. "Él (Dios) quiere que sanes, y por eso mantiene la Fuente de la curación allí donde hay necesidad de curación. ...Dios quiere que sanemos y nosotros no queremos realmente estar enfermos, pues eso no nos hace felices." (UCDM, Libro de Ejercicios, lección 70). Me queda claro que el poder de sanción está dentro de nosotros, y ojo, esto no quiere decir que no te atiendas con un médico, que no tomes medicinas, etc. Esto quiere decir, que como tu decidas tratar tu enfermedad, si pones ahí tu fe, ahí está tu sanción. Por ejemplo (y un ejemplo muy vano), yo que sufro de dolores de cabeza muy fuertes, si creo que tomando mi pastilla a tiempo el dolor se va, el dolor se va ir, pero como creo que si no me la tomo a tiempo el dolor no se va y al contrario aumentará, ¿pues qué crees que pasa?, ¡exacto!, el dolor no se va y aumenta y me tira a la cama durante todo el día. Otro ejemplo (que lo escribe Alan Cohen en su libro), cuantas veces no estas super enfermo, sacas cita con tu médico y en cuanto lo ves, inmediatamente te sientes mejor. Esto es, porque has puesto tu fe en que él sabrá sanarte y Dios reacciona ante esta fe sanándote.


El texto del libro de ejercicios (que se basa lógicamente) en el libro del texto es hermoso. Lo que escribe y cómo lo escribe es maravilloso. Tantas veces, al terminar de leer el texto de día digo, ¡qué hermoso! Imagínate solo por un momento que eres el Hijo De Dios. Que al estar creado a imagen y semejanza Suyo, tienes todo el "poder" de hacer y crear maravillas. Lo único que te diferencia de Dios, es que Él te creó y Él te obsequió los dones que Él tiene. Y el ejemplo en vida lo tenemos en Jesucristo. Su fe en su Padre, en su Creador hizo que pudiera hacer milagros, sanando gente, hablando de la Verdad, viviendo en el Amor y hasta convirtiendo agua en vino. La fe es tan poderosa que sí creo que puedes mover montañas. La cosa está en vivir al 100% esta fe. La cosa está en creerte Hijo de Dios y actuar en consecuencia. Con amor.


Quiero terminar este post, compartiendo contigo un momento maravilloso que viví con este curso. Sé que no te va a hacer mucho sentido, pero no puedo describirlo ni escribirlo de otra manara. Sucedió con una frase dentro de los primeros días. Al leer la frase del día me vino un sentimiento tan hermoso y entonces recordé sin recordar, fue como revivir en un instante tantas vidas, tantos recuerdos y a la vez no ver ninguno, no revivir ninguno y suspirar y pensar, tanto he tenido que vivir para hoy enterarme de la verdad; para llegar a este día y descubrir todo lo que he descubierto. Y sentí tanto amor hacia mí, hacia mi vida, hacia mi camino, hacia donde estoy ahora, y mis ojos se llenaron de lagrimas. Este ha sido uno de los momentos mas hermosos que experimenté en estos mis primeros 100 días.


No sé que vaya a pasar en los días o meses siguientes. No sé si terminaré o no el curso, pero si sé que es mi deseo seguir haciéndolo. Ya te iré contando mi victoria o mi derrota.


gif


¡Gracias por leerme! Sabes que me va a encantar leer tus comentarios o saber que este post te ha gustando dándole un like o compartiéndolo con quien crees que se pueda beneficiar de estas palabras.






Contando mi historia,

Monserrat



#ACIM #UCDM #UnCursoDeMilagros #Espiritualidad #Amor #CrecimientoPersonal


15 views0 comments

Recent Posts

See All